Saltar la navegación

Tiempos para trabajar

Regulación y selección de los tiempos para trabajar

La imagen muestra pictogramas niño estudiando y niña estudiando

Dedicar un tiempo diario al estudio es muy importante y tiene muchas ventajas.

Por ejemplo, estudiando a diario aprenderás a organizarte y a estudiar, ya que poco a poco irás poniendo en práctica nuevas técnicas de estudio y de organización que te harán que te resulte cada vez más fácil estudiar.

Te ayudará a aprender de verdad, porque ya no tendrás que estudiar las cosas de memoria y podrás dedicar tiempo a entender todo mejor.

Estarás más tranquilo o tranquila porque sabrás que tienes las tareas hechas y no te estresarás cuando haya momentos del curso en los que haya más trabajo.

Te permitirá tener más tiempo libre para hacer otras actividades. Si dedicas un tiempo a diario a estudiar luego no tendrás que dedicar una tarde entera para hacer todo lo que no has hecho y podrás dedicar tiempo a otras cosas que te gusten o a estar con tus amigos y amigas.

Por eso, te animamos a que leas y sigas los siguientes consejos para que te resulte fácil y divertido dedicar un tiempo diario a trabajar.

Lectura facilitada

Estudiar a diario te ayuda a poner en práctica nuevas técnicas de estudio.

Te ayudará a entender todo mejor.

Estarás más tranquilo o tranquila porque:

  • Tendrás las tareas hechas.
  • No te estresarás cuando haya más trabajo.

No tendrás que dedicar una tarde entera para hacer todo lo que no has hecho y tendrás más tiempo libre.

1. ESTUDIAR ES UN HÁBITO

Imagen que muestra pictograma autonomía personal

Un hábito es algo que hemos repetido tantas veces que ya no nos cuesta esfuerzo hacerlo.

Estudiar a diario también se puede convertir en un hábito que nos cueste mucho menos esfuerzo si lo hemos hecho muchas veces.

¿Sabías que los científicos de la University College de Londres descubrieron que como media hacen falta 66 días acostumbrarnos a hacer algo diariamente y que lo mantengamos de manera natural?

¡Cada día que seas constante y dediques un rato a estudiar estarás ayudando a que sea algo que realices de forma natural y sin esfuerzo!



2. DEDICA EL TIEMPO QUE NECESITES PARA LLEVAR LAS COSAS AL DÍA

La imagen muestra pictograma tiempo

No hay una respuesta a cuánto hay que estudiar cada día.

En general, a diario deberías estudiar lo suficiente para que puedas ir al día en el estudio y en los deberes y no acumules trabajo.

Además, es más importante la constancia que el tiempo diario que le dediques.

Puedes tomar como referencia de una hora y media a dos horas diarias para entrenarte.

No te olvides de hacer descansos para poder estar concentrado o concentrada.


Si el tiempo que tienes que dedicarle te parece mucho, un truco es ir aumentando poco a poco el tiempo, por ejemplo, un cuarto de hora cada semana, hasta llegar a lo que necesitas.


3. PONTE A LA MISMA HORA, CUANDO ESTÉS DESCANSADO Y RELAJADO

Imagen que muestra un reloj señalando las seis menos diez

Otro aspecto que es muy importante es en qué momento del día debes ponerte a realizar las tareas.

Lo más recomendable es que cada día te pongas a la misma hora, para que te acostumbres a reservar ese tiempo para trabajar y te sea más fácil conseguir un buen hábito de trabajo.

También es importante que dediques un tiempo al estudio cuando estés relajado y descansado.

No te recomendamos ponerte justo después de comer ya que estarás haciendo la digestión y tendrás más sueño.

Tampoco deberías dejarlo para última hora de la tarde, ya que también a esa hora estarás cansado después de todo el día.

Así que un buen momento para sería a mitad de la tarde, por ejemplo, entre las cinco y las ocho.


4. HAZ DESCANSOS FRECUENTES

Imagen que muestra pictograma descanso

Es muy importante hacer descansos frecuentes para que puedas mantener la concentración en lo que estás haciendo y disfrutes de tu trabajo.

Puedes elegir descansar cuando te notes cansado, pero te aconsejamos que además, planifiques momentos concretos para descansar.

Por ejemplo, puedes descansar cuando tengas que cambiar de actividad o de asignatura.

También puedes descansar cada cierto tiempo, por ejemplo, cada veinte o treinta minutos.

Una técnica que te puede ayudar es la técnica pomodoro (pomodoro significa tomate en italiano).

Según esta técnica, un pomodoro es un espacio de tiempo, por ejemplo de 25 minutos, en el que mantienes la concentración en una tarea y a ese período de trabajo le sigue un breve periódo de descanso, de unos cinco minutos. En general, tras cuatro pomodoros le sigue un tiempo de descanso mayor.

Hay muchas aplicaciones de móvil que te ayudan a trabajar con esta técnica y configurar tus propios tiempos. ¡Sólo tienes que buscarlos en la app store o en la play store de tu móvil!

Lo importante es que, durante el tiempo que dediques a estudiar, estés descansado y atento.

¡No lo olvides!


5. ELIGE BIEN LO QUE HACER CADA DÍA

Imagen que muestra pictograma agenda

Para saber qué tienes que hacer cada día y aprovechar bien tu tiempo usa una agenda que te ayude a organizar tu sesión de trabajo.

Puedes elegir tareas que tengas que entregar pronto o pruebas que tengas que preparar antes.

También puedes seleccionar tareas que son más largas y que tienes que ir haciendo poco a poco.

Por eso, apunta en la agenda cada tarea o prueba que te manden desde la escuela en el día que debes tenerla terminada o el día que tienes la prueba.

Además, cuando completes una tarea señala que las ha realizado con una marca. Puedes tacharla o poner una x al principio. Cualquier cosa que te ayude a saber que la has completado.

¡Qué bien sienta cada vez que marcas una tarea como hecha!

Lectura facilitada

1. ESTUDIAR ES UN HÁBITO

Un hábito es algo que hemos repetido tantas veces que no nos cuesta esfuerzo hacerlo.

Estudiar a diario se puede convertir en un hábito que nos cueste menos esfuerzo.

Los científicos de la University College de Londres descubrieron que hacen falta unos 66 días para acostumbrarnos a hacer algo.

2. DEDICA EL TIEMPO QUE NECESITES PARA LLEVAR LAS COSAS AL DÍA

A diario se debe estudiar lo suficiente para no acumular trabajo.


El tiempo que necesites estudiar dependerá:

  • del curso.
  • de la forma que tengas de aprender.
  • del tipo de estudiante que seas.

Es más importante la constancia que el tiempo diario de estudio.

Puedes dedicar de una hora y media a dos horas diarias.

No te olvides de hacer descansos para estar concentrado o concentrada.

Un truco es ir aumentando poco a poco el tiempo que dedicas a estudiar hasta dedicarle el tiempo necesario.

3. PONTE A LA MISMA HORA, CUANDO ESTÉS DESCANSADO Y RELAJADO

Lo más recomendable es ponerse cada día a la misma hora.

También es importante estudiar cuando estás relajado y descansado.

No estudies después de comer porque tendrás más sueño.

No estudies a última hora de la tarde porque estarás cansado.

Un buen momento para estudiar es entre las cinco y las ocho de la tarde.

4. HAZ DESCANSOS FRECUENTES

Es importante hacer descansos frecuentes para mantener la concentración.

Te aconsejamos que planifiques momentos concretos para descansar.

Puedes descansar cuando tengas que cambiar de actividad o de asignatura.

También puedes descansar cada cierto tiempo.

Por ejemplo, cada veinte o treinta minutos.

Una técnica que te puede ayudar es la técnica pomodoro

Pomodoro significa tomate en italiano.

Un pomodoro es un espacio de tiempo de unos 25 minutos en el que mantienes la concentración.

Le sigue un periodo de descanso de unos cinco minutos.

Tras cuatro pomodoros le sigue un tiempo de descanso mayor.

Hay muchas aplicaciones de móvil que te ayudan a trabajar con esta técnica.

Puedes configurar tus propios tiempos.

Búscalos en tu móvil en:

  • la app store.
  • la play store.

Lo importante es que estés descansado y atento.

5. ELIGE BIEN LO QUE HACER CADA DÍA

Usa una agenda para organizar tu sesión de trabajo.

Puedes elegir:

  • tareas que tengas que entregar pronto.
  • pruebas que tengas que preparar antes.
  • tareas largas que tienes que hacer poco a poco.

Apunta en la agenda cada tarea o prueba:

  • En el día que debes tenerla terminada.
  • El día que tienes la prueba.

Cuando completes una tarea señala que las ha realizado con una marca.

Puedes tacharla o poner una x al principio.