Saltar la navegación

Respuestas abiertas

Respuestas literales, inferenciales y valorativas

Las respuestas abiertas son aquellas en las que eres tú quien debe redactar la respuesta a la pregunta. Para ello utilizas tus propias palabras a partir de tu pensamiento, análisis y/o reflexión.

Lectura facilitada

Respuestas abiertas: debes escribir tú mismo la respuesta a la pregunta.

Apoyo visual

A continuación se presentan los tipos más comunes de respuestas abiertas que te pueden pedir:

1. Respuestas literales.

Son aquellas que aparecen escritas en el texto ¡sólo tienes que buscarlas! Suelen ser preguntas como:

Imagen que muestra ejemplos de preguntas literales.

2. Respuestas inferenciales.

Son aquellas que tienes que inferir. Es decir, aquellas en las que tienes que pensar y relacionar la información del texto para sacar información o conclusiones que no vienen escritas con claridad. Suelen ser preguntas como:

Imagen que muestra ejemplos de preguntas inferenciales.

3. Respuestas valorativas.

Son aquellas en las que tienes que valorar la información del texto, teniendo en cuenta tus conocimientos previos, para expresar tu propia opinión o realizar una crítica. Pero no basta con dar tu opinión, debes también expresar los argumentos que has pensado y que te han llevado a tener esa opinión.

Suelen ser preguntas como:

Imagen que muestra ejemplos de preguntas valorativas.

Sacar conclusiones a partir de una información o suceso.

Ejemplo: En el examen había preguntas en las que el alumno debía inferir las respuestas.



Razonamiento que piensas para demostrar, justificar o defender una idea o un hecho.

Por ejemplo, argumentas que alguien merece un premio si tienes la idea de que ha actuado bien.

Audio

A continuación se presentan los tipos más comunes de respuestas abiertas que te pueden pedir:

1. Respuestas literales.


2. Respuestas inferenciales.

3. Respuestas valorativas.