Saltar la navegación

¿Hice ya algo similar?

Búsqueda de heurísticos / patrones de respuesta

Cuando te enfrentas a una pregunta es importante que utilices todos tus recursos, es decir, todo aquello que esté a tu alcance y que te pueda ayudar a resolverla.

Nuestro recurso más importante es la experiencia. Es nuestra mayor fuente de conocimientos y habilidades. Gracias a las experiencias que vivimos sabemos más y hacemos mejor las cosas, aprendemos más y mejor.

Por ello, a la hora de contestar a una pregunta, lo primero que debes hacer es pensar si alguna vez has respondido a preguntas parecidas.

Para hacerlo, aquí tienes una serie de pistas en forma de pasos que te ayudarán:

Aprendizajes que se adquieren al haber realizado, vivido o sentido una situación más veces.

Por ejemplo, tienes experiencia en hacer exámenes si has hecho bastantes. Cada vez los haces mejora gracias a tus experiencias.

Lectura facilitada

Todo lo que hacemos o vemos hace que aprendamos cosas, es decir, ganamos experiencia.

La experiencia te ayuda a responder las preguntas mejor.

Ante una pregunta debes recordar preguntas parecidas que ya hayas resuelto.

Sigue estos pasos:

  1. Busca o recuerda y escribe una pregunta parecida a la que tienes que resolver.
  2. Analiza qué tipo de pregunta es, cerrada o abierta.
  3. Recuerda o busca cómo debes contestar a ese tipo de preguntas.

Apoyo visual

1. Recordar.

Imagen que muestra pictograma buscar o recordar.
Imagen que muestra el pictograma escribir

¿Recuerdas alguna actividad que hayas resuelto con este tipo de preguntas? ¿Podrías buscarla o, si te acuerdas, escribir su enunciado en un papel?

2. Identificar.

Identificar.

Ahora que la tienes a mano ¿sabrías identificar qué tipo de pregunta es?

3. Cómo responder.

Recordar.
Imagen que muestra el pictograma responder

Por último, debes recordar qué tipos de respuestas puedes utilizar para ese tipo de pregunta.