Saltar la navegación

4. Recursos de apoyo para personas elaboradoras

4.2. Cómo ofrecer alternativas a un texto

Jesica Rosa Delgado. Cómo ofrecer alternativas al texto (CC BY-NC-SA)

Algunas indicaciones sobre Lectura Facilitada

  • Recuerda que el tamaño de letra de la Lectura Facilitada será de 14px.
  • Este contenido alternativo NO es de apoyo visual, sino de apoyo a la comprensión lectora y debe responder a los criterios de la Guía para crear textos fáciles de comprender.
  • Incluye todos los elementos de apoyo que contenga el contenido original y que sean necesarios para la comprensión global del REA (imágenes, personaje Rétor, vídeo,...). Recuerda que, si fuera necesario, estos elementos han de ser explicados siguiendo las pautas de redacción.

Textos en inglés

  • El texto original en inglés se ofrecerá con construcciones en inglés más fáciles de comprender.
  • Se configurará el texto con el efecto Línea de Tiempo, insertando:
    • Un encabezado H3 con la palabra Read.
    • Un encabezado H2 para cada oración en inglés, que puede ir acompañada de una imagen.
    • A continuación, con formato párrafo, la traducción al español.
  • En el caso de incluir imagen, situarlos antes de la oración en inglés. Dicha imagen contendrá un título y una descripción en español del mismo modo que se configura para cualquier imagen del REA.
    • La elección de la imagen o el pictograma debe acompañar y ayudar a entender el texto facilitado en inglés. Si se duda sobre cuál utilizar, consultar a las asesorías de comunicación del proyecto. 
    Imagen que muestra un ejemplo de Contenido en Lectura Facilitada en inglés.
    Elaboración propia. Ejemplo de Lectura Facilitada en inglés (CC BY-NC-SA)

    Algunas indicaciones sobre los audios

    • Insertar o no un audio es una decisión que depende de la complejidad didáctica del contenido. Existen aplicaciones o complementos de navegadores suficientes para el alumnado que necesite escuchar el texto literal del REA. Por tanto, no hará falta hacer grabaciones automáticas de cualquier texto que aparezca en el REA.
    • Ahora bien, cuando una explicación sea extensa o compleja, sí se grabará un audio de forma natural, aportando entonación, énfasis, etc. del docente para ayudar a su comprensión. Y en ese caso sería grabado por las personas elaboradores como docentes específicos de la materia. Posteriormente se valorará una grabación más técnicamente más profesional si fuera necesaria.
    • El audio es transcripción literal del texto, cuando así lo requiera porque conlleve, por ejemplo, una definición de un concepto, los pasos detallados de un procedimiento, etc.
    • El audio no es literal cuando, por ejemplo, abarca más de un iDevice o incluso es el resumen de una página entera, en cuyo caso, por supuesto, su contenido es elaborado para resumirlo de forma coherente, didáctica y atractiva.
    • ¿Son necesarios audios en los ejercicios/actividades? Si las instrucciones o los datos de los ejercicios necesitan una lectura didáctica, se recomienda incluir un audio; o, por ejemplo, la lectura de tablas en matemáticas, que son difíciles de interpretar por un lector de pantalla. En cualquier caso, dicho audio se inserta en el contenido principal, no en el botón de alternativas.

    Algunas indicaciones sobre el apoyo visual

    • El apoyo visual es un complemento del texto original. Por tanto, va dirigido a toda persona a la que lo visual le facilita el aprendizaje, aunque no tenga dificultades para aprender.
    • Incluso si el texto original lleva un recurso visual, este botón podría aportar otro complemento, si fuera necesario.
    • En este contenido NO se utilizarán pictogramas, para no confundir el otro uso de apoyo a la lectura de estos.
    • El botón de apoyo visual no incluye ni en ejercicios ni en actividades. Puedes evitar este inconveniente insertando su contenido en el texto principal.

    4.3. ¿Cómo ofrecer alternativas a ejercicios y actividades?

    Antonio Márquez, José Blas García, Piedad Cañas y Antonia González 

    Como sabes la práctica mediante ejercicios y actividades es un elemento imprescindible en tu REA, que ha de darse en todas las fases de la secuencia que plantees.

    Estos ejercicios y actividades han de ofrecer alternativas para que el alumno pueda expresar aquello que ha aprendido y pueden ser relativas a

    • los procesos cognitivos,
    • las dimensiones del conocimiento,
    • el formato/contexto sobre el que se desarrollan,
    • los agrupamientos
    • y la fase de la secuencia donde aparece el ejercicio o actividad. 
    ¿Cómo diseñamos alternativas a ejercicios y actividades?

    Los ejercicios y actividades son recursos que sirven para materializar la práctica que acompaña a la información que darás para que tu alumnado aprenda nuevos conceptos y habilidades a lo largo de la secuencia didáctica.

    1. Crea un ejercicio o actividad

    Responde a las siguientes preguntas:

    1. ¿Cuál es el objetivo de aprendizaje de la actividad?

    Comienza por tener claro cuál es el objetivo por el que la propones:

    1. ¿Qué dimensiones del conocimiento quieres que exploren, adquieran o muestren; hechos, conceptos, procesos o procedimientos? Es importante que a lo largo del REA se cubran suficientemente las distintas dimensiones. 
    2. Tener definidas estas dimensiones ayudará más adelante a multinivelar los ejercicios a partir de los ejemplos dados para cada una de estas dimensiones en las tablas que incluimos a continuación. 

    Esfuérzate en definirlo en una frase: El objetivo de esta actividad es...

    2. ¿Cuál es el nivel intermedio de adquisición de dicho objetivo?

    Una vez definido el objetivo de aprendizaje de la actividad, responde a la siguiente pregunta:

    • ¿Cuál sería el nivel medio que consideramos aceptable para su adquisición? 

    Esfuérzate en definirlo en una frase: El nivel medio que es necesario que adquieran en esta actividad es...

    3. ¿En qué fase de la secuencia la propongo?

    Diferenciaremos un diseño particular en función de que la actividad se plantee en una fase u otra de la secuencia. Por ejemplo, la fase Estructurar. 

    Esta distinción se debe a que la fase Estructurar es la fase donde es más proclive hacer uso de la Instrucción Directa como metodología para atender a la diversidad del aula. 

    2. Multinivela

    3. Elige el formato

    Cada actividad debe plantear alternativas en cuanto al soporte o contexto para la ejecución:

    • No digitales (sin dispositivo electrónico): actividades manipulativas, cooperativas síncronas, en papel,...
    • Digitales (para dispositivos electrónicos). A su vez con dos alternativas:
      • Interactivas que no requieren conexión a Internet: por ejemplo las propias de eXeLearning.
      • Interactivas con conexión a Internet: por ejemplo las diseñadas con H5P, Geogebra, Descartes, etc.

    4. Elige los procesos cognitivos

    • Recuerda pensar en los procesos como opciones a las que el alumnado puede acceder y que no se relacionan de manera jerárquica según dificultad.
    • Para este propósito, denomina las alternativas que ofrezcas de la siguiente forma:
      • No uses las expresiones Nivel 1, Nivel 2, Nivel 3..., para evitar recorridos lineales y facilitar las elecciones individuales.
      • Incluye un título que no solo haga mención a la opción y al proceso cognitivo (opción A: Recuerda, Opción B: Observa, Opción C: Explica,...), sino que también incluya una frase descriptiva breve del propósito del ejercicio/actividad, que además sea atrayente e invite a la elección de dicha opción anticipando brevemente su objetivo. De esta manera, el título será exclusivo para cada ejercicio/actividad. Por ejemplo:

    Opción A: Recordamos los tipos de...

    Opción C: Explicamos cómo hacer...